Zeitgeist anti-independentista: El movimiento independentista está generando inestabilidad en la economía catalana

El efecto del movimiento indep

Hay un argumento que utiliza cierto sector del unionismo en contra del independentismo catalán y es que este movimiento está generando inestabilidad en la economía. Los empresarios tienen miedo de invertir en Catalunya debido a las dudas del futuro de esta. El movimiento independentista ya está generando daños a la economía. Hay empresas que marchan a Madrid y los mercados están llamando preocupados por la posible secesión de Catalunya. Los mercados no opinan. Actúan. No hay una “opinión de los mercados” que se pueda preguntar. Los mercados hacen notar su efecto en la economía. Y hay que medirlo en sus efectos para poder ver si realmente los mercados reaccionan mal ante el movimiento independentista (otro caso sería la independencia, que no es lo mismo). El argumento lo ha dado el PP en el Parlament, Ciutadans en la radio, Societat Civil Catalana en los mítines, algunos medios de comunicación y algún Continua llegint

El joven Nicolás y la economía del BOE

republicans

El caso de Nicolás, un chico joven que se colaba a codearse con empresarios, políticos y figuras de postín allí donde podía e intentaba estafarles, ha sorprendido y a algunos los ha indignado. Casi parece una historia de cómic, un relato elaborado para un guión de Pepe Gotera y Otilio o de Mortadelo y Filemón. Un vodevíl de tercera categoría en el que se mezclan los elementos de la España del Buscón y el humor de Pajares y Esteso, pero sin tetas. Pero en este tipo de historias hay que intentar rascar. ¿Cómo puede ser que empresarios más o menos inteligentes, con experiencia y capacidad racional, con años en su espalda de lidiar con trepas e impresentables fueran timados por un chaval cuya única habilidad era mostrar un desparpajo de dimensiones épicas?. Podemos creer que los empresarios españoles tienen muchas personas idiotas, y nos quedamos ahí y echamos unas risas Continua llegint

El maltrato económico a Catalunya se debe a que ni tiene el peso político proporcional a su población, ni está en la centralidad ni tiene la soberanía económica

Peso relativo de Catalunya en la población, en el Congreso y en el Senado de España.

Los políticos no actúan por maldad sino por incentivos. Que sistemáticamente a Catalunya se la haya maltratado económicamente (y de rebote políticamente) puede tener muchas explicaciones, pero si nos centramos en el utilitarismo político, en el diseño de las instituciones y el peso político que se ejerce, podemos ver el resultado de ello. El peso político desproporcionadamente bajo, la no posición en la centralidad del poder político español y la falta de soberanía económica hace que Catalunya sea una de las regiones principalmente maltratadas. Ni Felipe, ni Aznar, ni Zapatero, ni Rajoy son especialmente malvados. Ni necesariamente anticatalanes. De hecho Zapatero es posiblemente el Presidente más filocatalán que haya habido nunca en la Moncloa. El relativo poco peso político de Catalunya en el Congreso y el Senado El problema es el peso relativo que tiene Catalunya en la política española. Es cierto. Somos un 16% de la población y nuestra representación Continua llegint

Paradojas del procés de soberanía catalana.

tannhauser

El procés soberanista está obligando a reubicarse a todo el mundo. Es un proceso que no controla realmente ninguno de los actores y donde la interacción entre ellos obliga a un movimiento contínuo. Los partidos, las entidades y las personas se ven obligadas a salir de su entorno de confort, tener que trabajar en zonas de matices y grises a la vez que están luchando desde posiciones que tiende al maniqueismo. Esto produce un gran número de paradojas, algunas de ellas son más sorprendentes que otras. Me gustaría enumerar algunas de las que he visto con mis ojos, pero antes aclarar que no quiero juzgar a los protagonistas de estas paradojas. De hecho quien no sufra estas paradojas realmente es que se está moviendo en su zona de confort y no está siendo honesto con sus planteamientos políticos ni con la realidad política. Quien no entre en paradojas de este tipo está Continua llegint