Cuando la estelada se transformó en la bandera de los demócratas

captura10

El intento de prohibición de las esteladas en la final de la Copa del Rey en el Vicente Calderón ha sido uno de los mayores tiros en el pie que se haya podido pegar el aparato del estado español en su combate contra el movimiento independentista. Como mínimo ha conseguido tres efectos negativos para la causa anti-independentista. El primero ha sido galvanizar al independentismo durante una semana en algo que les une. Lo peor para el independentismo es pasar tiempo fuera del combate ideológico, entonces emergen las contradicciones internas y el aburrimiento. El independentismo está en una fase en la que ha combinar el trabajo tranquilo a través de las instituciones y la presencia en la calle (como la futura manifestación contra el Tribunal Constitucional del 29 de mayo). La prohibición de la estelada ha recordado al independentismo que tiene enfrente un estado que va a utilizar todas las vías Continua llegint

A pesar del catalán

Publicado en “Debate Callejero” En el digital “El español”, un medio que es moderado, centrista y no nacionalista, encontramos un artículo, que indica que “a pesar del catalán” las universidades de Catalunya encabezan la lista de universidades españolas de más calidad. Al autor le sorprende que a pesar de dar clases en ese idioma de cabras y pueblerinos con barretina, las universidades catalanas sean consideradas las de más calidad del estado español. Nos encontramos que el mundo académico catalán no solo tiene éxito en rankings. Estos rankings están manipulados por los nacionalistas periféricos, la masonería internacional y la pérfida Albión. También, a pesar del catalán, un 34% de las patentes que se hacen en España las hacen los catalanes y un 40% de las becas de excelencia investigadora caen en universidades catalanas. Siendo solo un 16% de los españoles, seguramente son patentes de producción de calçots y barretinas y las becas Continua llegint

L’ANC s’ha tornat invisible

Publicat a “Revista Endavant” Una part de la meva feina com agent encobert del CNI és valorar com avança o retrocedeix el moviment independentista. Els darrers anys, una de les principals amenaces que he hagut d’analitzar és com l’ANC i Òmnium començaven a ocupar els espais compartits entre independentistes i no independentistes. Al CNI creiem que amb aquesta estratègia el moviment independentista pot eixamplar la seva base i no hem sabut mai com evitar-ho. 
La campanya “Un país normal” ens va acollonir molt. Els d’Òmnium van aconseguir apropar el sobiranisme català a un munt d’entitats. Gent que mai parlava d’independència van participar del debat sobre el que podria ser viure en un país independent, sense les ingerències d’un estat que no els entén. Sense campanyes d’aquest tipus, moviments socials gens independentistes mai haurien donat suport al dret a decidir. Segueix llegint a la Revista Endavant

Lo normal es querer ser español

Debate callejero Si analizáramos el independentismo desde el pluralismo político, sería verlo como una preferencia más en el eje de organización del Estado, la cual forma parte de un conjunto de preferencias políticas en ese eje. Si queremos saber las causas políticas del auge de esta preferencia, podemos hacer un trabajo de campo o analizar las encuestas y cruzar las preguntas para entender qué es lo que ha llevado a determinados ciudadanos a optar por el independentismo. Seguir leyendo en Debate callejero