Carta abierta a Josep Costa, Vicepresident del Parlament

Estimado Vicepresident (no sé el tratamiento formal, y como esto es un blog, no un entorno institucional, utilizaré lo de estimado), hoy me has dado una respuesta que no es de recibo, abusando de una posición de poder y reclamándome una coherencia sobre algo que no me compete.

Creo que al parecer careces de la más mera experiencia en política y eso te hace equivocar los roles. Te recuerdo una cosa, por si como Vicepresidente del Parlament no recuerdas el listado de los 135 diputados, no soy diputado. A efectos prácticos no tengo responsabilidad institucional alguna. Por otro lado veo que te cuesta recordar las caras de con quien te reunes, pero no formo parte de ningún comité negociador entre ERC y JxCat, ni participo directamente, ni indirectamente, ni me informan del estado de las negociaciones (al parecer, a diferencias de JxCat, los acuerdos a los que se llegan no se van filtrando día sí y día también a la prensa para meter presión al socio potencial).

Te aclaro todo esto porqué al parecer tienes la mira muy desviada a la hora de saber valorar con quien hablas. A todos los efectos no dejo de ser un ciudadano raso. Sin responsabilidad institucional u orgánica en ningún lado. Por tanto creo que tu contestación a mi twitt original ha estado fuera de lugar. Te los pongo porqué veo que de memoria andas perdido:

Este es el twitt que inicia tu respuesta:

Tu respuesta es la siguiente:

Estimado Josep Costa, cuando yo era conseller de distrito si algún ciudadano me troleaba en redes o intentaba buscarme las contradicciones (y le puedo asegurar que lo hacían mucho más de lo que yo le haya hecho a usted) no le hacía responsable de cosas que no le pertocaban, sabía cuál era mi rol, mi responsabilidad y la suya. Podía responder con más o menos gracia o más o menos agresividad, pero no hacía algo que usted ha hecho. No honorar su cargo y trasladar al ciudadano que le ha hablado un tratamiento como si fuera responsable de forma alguna con una estrategia negociadora en concreto.

Le insto a que si es tan valiente de responderme a mi en twitter de esta manera lo sea para denunciar abiertamente la estrategia negociadora que tanto le disgusta, que lo haga abiertamente y dirigiéndose a quien toca. Si es tan valiente de soltarme esa respuesta a mi que no tengo medios ni responsabilidades para asumir lo que usted me carga, lo haga con quien toca.

También le insto a ser tan valiente como es conmigo, que lo sea con el estado español, sea consecuente con el programa con el que se presentó y asuma los riesgos de implementar la República, con los costes personales y legales que ello supone.

Sino, además de demostrar que carece del más mínimo sentido de lo que es la política y quien puede exigir responsabilidades (yo a usted, y no usted a mi), lo que demostrará es que es un “milhomes” valiente con los don-nadie y cobarde con los podersos.

Deja un comentario