La política kitsch, el discurso político como una patata hervida disfrazada de alta cocina

tazas-kitsch

Uno de los libros que más me me ha sorprendido este verano es “Apocalípticos e integrados“ de Umberto Eco, escrito en 1966. Su descripción de los problemas de la “Midcult” y del choque entre la “alta cultura” y la “cultura de masas” y la descripción de las actitudes de “apocalípticos” y de “integrados” se puede aplicar hoy en día a la construcción del discurso político del siglo XXI. En el discurso político, igual que en el arte existen elementos de creación cultural e intelectual. Igual que en el arte existe una serie de consumidores de este discurso que pretenden cubrir una serie de inquietudes y necesidades. En el discurso político existen también diversos registros: mensajes políticos para personas muy formadas y con inquietudes muy complejas, mensajes políticos para personas cuya inquietud política y dedicación es mucho menor, pero a la vez una especie de “Midcult” que quiere superar el registro para la Continua llegint

Rompamos con las trincheras morales en el debate político

trinchera

Los debates políticos cuando tienen a ser complejos e incómodos nos sacan de nuestra zona de confort. Por eso buscamos refugios y trincheras. Una es la de la negación de determinado problema, otra es rodearte sólo de gente que piensa igual que uno mismo y la tercera es buscar la trinchera moral. En el caso del procés català hay trincheras morales muy cómodas. Voy a describir algunas sin ponerle paños calientes. Quien quiera comodidad que no lea este artículo. El “Espanya ens roba” servía a los independentistas identitarios. España era un ente indefinido con el que no hay apego y que podía interpretarse como el enemigo externo. El robo es un acto antisocial y luchar contra ello es cómodo. El argumento deja de ser útil en el momento en que entre los independentistas también hay personas con apego a España “España” no es una amalgama indefinida de poderes, sino el Continua llegint

Dejo de ser delegado nacional de la sectorial de ciberactivismo del PSC, y paso a ser militante raso

lego-starwars

Ayer en la sectorial de ciberactivismo del PSC escogimos un nuevo delegado nacional, el compañero Cristobal Avilés, que dirige el nuevo equipo en el que permanezco. Durante 3 años he ejercido esta responsabilidad, desde la marcha de Jose Antonio Donaire, hasta esta última semana. El motivo para dejarlo ha sido puramente político y la decisión ha sido personal. He derivado en posturas en el eje nacional, pero también en el económico que no son mayoritarias dentro de la sectorial, y aunque no he utilizado mi cargo para defenderlas, a veces es mejor que en temas tan claves como este, quien sea el portavoz y la cara pública de una organización ha de ser alguien más cercano a la línea que genera más consenso entre los miembros de esta. A pesar de las barrabasadas que he hecho (y de las que no reniego y que me siento responsable y puedo dar Continua llegint

La debilidad interna de los partidos degrada la democracia

Mediocrity Green Road Sign with Dramatic Clouds, Sun Rays and Sky.

Pablo ha escrito un artículo sobre la rendición de cuenta en los partidos, y en el caso de las elecciones por distrito al estilo británico indicaba la importancia que recaía en la fuerza de los partidos políticos para tener recambios, alternativas, grupos de presión interna fuerte, tipos formados con capacidad de pegar la puñalada al que manda cuando este es un mediocre, y cuadros intermedios con dos dedos de frente para que realmente haya rendición de cuentas. Aunque en el caso de otros sistemas electorales no sea tan importante aún así, la existencia de que los cuadros intermedios sean valientes, estén formados, haya recambios y estén al acecho de que los dirigentes no la caguen es esencial. Actualmente en algunos de los grandes partidos de Catalunya y España esto no es así, y se demuestra en su enorme disfuncionalidad, en la elevación a líderes a personajes cada vez más mediocres Continua llegint