El discurso mágico sobre los emprendedores tiene consecuencias nefastas para el empleo

economy-crash

Hace unos días escribía sobre algunos errores en el discurso público sobre los emprendedores. Existen los que apuestan su dinero y se arriesgan creando una empresa (desde el bar Pepe, al taller de Manolo, pasando por la microempresa de TIC de turno), que lo que quieren es poder acceder al crédito, no tener que sufrir un agobio de papeleo y poder no quedar excluido de por vida si el negocio sale mal (que suele ser lo más probable). Por otro lado hay un discurso más amplio que suena mucho más, el discurso botigueta de “emprendedores” que hace tiempo que dejaron de emprender y buscan ventajas corporativas y de bloqueo, que impiden que esas empresas crezcan porqué se afianzan en su nicho de mercado buscando ventajas competitivas no reales (por ejemplo, pidiendo un régimen laboral distinto para sus trabajadores). Y por último están una legión de políticos, opinadores, periodistas, etc.. que Continua llegint

Salarios por debajo del IPC o como repartir las pérdidas en la economía de la forma más equitativa posible

Sigo creyendo que la solución a la crisis no pasa por reducir los salarios. Que aunque el mercado laboral tiene disfunciones en situaciones de crisis ninguna reforma laboral va a generar un solo empleo. Menos aún con propuestas como con las que nos encontramos en el 2010. Pero en este artículo analizaré como no hay más remedio que aceptar una reducción de salarios como alternativa a males mucho peores.   Ámbitos de fondo que han de solventarse para afrontar la salida de la crisis Hay tres temas que no tienen que ver con el mercado laboral que son los que han de resolverse para poder comenzar a crear empleo. 1.- La burbuja inmobiliaria ha de terminar desinflándose. Y esto es lento, las burbujas inmobiliarias en el siglo anterior han tardado en desinflarse más de 5 años. La vivienda es un bien que se puede retener la venta durante cierto tiempo, Continua llegint

¿Y cómo de profundo es el desempleo en España?

En Politikon estuvieron la semana pasada trabajando con una serie de datos comparando las tasas de desempleo por CCAA con las de diversos países del mundo, dando cosas muy interesantes, como que Iran o Colombia se encontraban mejor que la media de España. Todos sabemos que estamos muy mal, pero no tanto como para que países que tienen un porcentaje muy significativo de su población por debajo del nivel de subsistencia esté mejor que nosotros en la capacidad de generar empleo. También sabemos que los datos de desempleo en la UE nos pone en cabeza con EL DOBLE de la media europea. Ahora bien, todos estos datos tienen un lado oculto, el dato no es solo el desempleo, sea el registrado (aquél que denota los que están buscando empleo a través del servicio público de empleo y que sirve también para poder estar recibiendo las prestaciones de desempleo y demás Continua llegint