Dejar de mendigar cariño y los problemas de los cambios conductuales en las relaciones interpersonales

En la vida sin querer seguimos patrones conductuales. Esos patrones, además, conectan con determinados patrones conductuales de otras personas, que pueden generar dinámicas que se autorefuerzan en patrones relacionales que se repiten a lo largo de nuestra vida. Estas dinámicas automatizan nuestras acciones y reacciones y hacen repetitivos muchos de los conflictos e interacciones. Un ejemplo es la típica riña entre dos amigos que entran en ciclos de bronca y reencuentros o los reproches cíclicos de las parejas que llevan cierto tiempo juntas. Algunas de esas dinámicas son tóxicas y están bien definidas en psicología como el patrón del maltratador/codependiente o del triángulo psicodramático de víctima/salvador/victimario. Otras simplemente impiden evolucionar a las personas y les ancla en roles fijos y repetitivos. El problema de estos patrones conductuales es que son difíciles de romper. Nuestros patrones conductuales atraen a personas en los que encajan sus patrones en los nuestros y entran en dinámicas que se refuerzan. Continua llegint

La sonrisa del mal

En inglés tienen un término para este tipo de sonrisa, el “smirk”, hasta hay un icono en el whatssap para ella. Es una media sonrisa, entre la sonrisa sardónica y la sonrisa afectada, con unos ojos no especialmente expresivos, casi apagados. El mensaje que recibimos con ella es ambiguo, entre soberbio, desafiante y ligeramente amenazante. Este tipo de sonrisas no es muy común entre personas empáticas. Es más común entre psicópatas y narcisistas no encubiertos (los encubiertos funcionan de otra manera, son más sutiles y ligeramente más conscientes de la fragilidad de su máscara), perfiles que nos depredan emocionalmente. Es una puerta por la que expresan parte de su verdadera naturaleza. Esta sonrisa la expresan cuando están consiguiendo manipular a terceros de la manera que ellos quieren, es una muestra de un placer interior, cargado de segundas intenciones. Están sintiendo que su juego está funcionando y sus víctimas (en este caso los Continua llegint

Escapando del espejo de la madrastra de blancanieves

En cuanto nos conocimos nos dimos cuenta que éramos como almas gemelas, complementos perfectos. Surgió una de esas amistades que nacen rápido y parecen sólidas. Era increíble la cantidad de atención que me dedicaste y la atención que reclamabas de mi. Yo tenía tiempo, energías, cariño y ganas de compartir. Y tú parecías absorber todo eso y devolverlo con creces. No me importó ser tu espejito mágico que te devolviera un reflejo positivizado de ti misma y de lo que proyectabas. Me encanta dar un reflejo positivizado a los demás. En personas sanas eso les ayuda a crecer, a agarrarse a aquello que tienen de positivo y ganar en seguridad y autoestima. No sabía que contigo eso generaba una relación de codependencia mútua. Tampoco me importaba que tú me utilizaras como un espejo mágico que devolviera validación emocional, apoyo y cariño. Este tipo de cosas en una relación sana generan Continua llegint

Hic sunt dracones de nuestro mapa mental

Hic sunt dracones es una frase que se utiliza en viejos mapas donde se dibujaban serpientes y dragones en regiones inexploradas para indicar que era peligroso adentrarse en ellas. Los mapas pueden ser geográficos, sobre mundos reales, sobre mundos imaginarios, pero también pueden ser mapas sobre nuestra personalidad y nuestra psique. Todos tenemos rincones de nuestro ser interior que pone “Terra Incógnita”, donde hemos dibujado serpientes y dragones para decirnos donde no debemos adentrarnos. La mayor parte de los “Hic sunt dracones” son marcas ficticias, no hay nada. Miedos imaginarios, viejos bloqueos ya carentes de significado emocional, viejas heridas que hace tiempo que han sanado pero de la que nos hemos negado levantar la costra para que respiren. Pero a veces el “Hic sunt dracones” es un indicio cierto y sin darnos cuenta despertamos un dragón que lleva tiempo escondido. Ese dragón puede ser un trauma no afrontado, un recuerdo doloroso Continua llegint