Puigdemont el prófugo

Estos días hemos visto el ridículo en el que ha caído la Junta Electoral Central intentando impedir que Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí puedan ser candidatos en estas próximas elecciones europeas. No deja de ser también algo vodevilesco el vaiven entre juzgados, pasándose la patata caliente, para ver quien era el juez o la jueza que iba a tener que reconocer que Puigdemont, Comín y Ponsatí tienen todo el derecho al sufragio pasivo. En un país normal, 3 personas que siguen formando parte del censo y por tanto tienen derecho a sufragio activo, que no tienen causa alguna abierta en su contra, tienen también el derecho al sufragio pasivo. También unos presos políticos sobre los que no pesa condena alguna y por tanto sus derechos políticos están intactos. Pero en el caso que nos incumbe la Junta Electoral, en base a un recurso del PP y C’s había Continua llegint

Els llaços no els posa el Govern

En aquesta societat on la informació és mediàtica, mediatitzada i socialitzada per innumerables xarxes socials, al final la construcció del relat acaba agafant més força que els fets en si mateix. Un exemple és com ha aconseguit quallar la idea que els llaços grocs que n’hi ha a les conselleries i edificis de la Generalitat n’hi ha posat el Govern. Ens oblidem que la immensa majoria els hi han posat les persones treballadores dels centres de la Generalitat, que hi viuen i conviuen cada dia i que alguns s’han organitzat en les Assemblees de Defensa de les Institucions Catalanes o més conegudes com “ADIC”. Aquestes van néixer com a reacció dels treballadors de la Generalitat en contra de l’aplicació del 155. I han sigut la veu a les institucions quan els polítics es van veure obligats a callar. Gairebé en cada centre de la Generalitat, n’hi ha una ADIC. Són ells els qui convoquen concentracions en record dels presos polítics, pengen llaços, manifestos, cartells, pancartes i mantenen viva la flama de Continua llegint

Carta abierta de un sindicalista independentista a Josep M. Àlvarez y Unai Sordo por motivo del juicio a los presos políticos catalanes

Apreciados Pepe y Unai. Quiero escribiros esta carta abierta para solicitaros un cambio de vuestra actitud mientras se están produciendo los juicios a los líderes independentistas. Sé que os cuesta reconocer que son presos políticos. También que no acabáis de ver que lo que se está juzgando no es una posible desobediencia a las leyes (acto que forma parte de toda disidencia política y de los que el sindicalismo ha hecho uso también), sino se está criminalizando todo acto de disidencia. Intentaré con esta carta convenceros de ello, para provocaros un cambio de actitud y os sumés a un frente antirepresivo que debería unir toda fuerza de izquierdas o simplemente progresista de todo el estado español La primera idea que me gustaría poder demostrar es que la represión que están sufriendo los presos políticos catalanes y el movimiento independentista catalán es el mismo tipo de represión que han sufrido todos Continua llegint