He perdido las ganas de llorar y lamentarme

Hay un mecanismo interior mío muy curioso, supongo que fruto de mis rasgos contrafóbicos, y es que a partir de cierto umbral de dolor psicológico por una situación injusta no lloro, sigo triste, muy triste, dolorido, parezco pasivo externamente dejo de mostrar esas ganas de llorar, pero internamente me mueve la acción. Esto me puede ocurrir por injusticias vividas a nivel personal o también a nivel político. Llega un momento que hay un punto de ruptura y de no retorno. Y este ha llegado hoy. Hoy ya no tengo ganas de llorar la prisión de Junqueras, Forn, Sànchez o Cuixart. Ni el exilio de Comín, Serret, Puigdemont, Ponsatí, Puig, Gabriel o el ahora nuevo exilio de Marta Rovira. Tampoco tengo ganas de llorar las amenazas de prisión de más de 25 personas por simplemente organizar un referéndum. He perdido las ganas de llorar por la imposibilidad de conseguir cualquier solución democrática Continua llegint

Radiació Hawking, Brussel·les, forats negres i una mica d’humor

Avui ha mort Stephen Hawking, molts el confonen amb “l’inventor de la teoria del Big Bang” i no és així, és qui millor l’ha divulgat. Menys coneguda que la seva tasca com a divulgador és la seva tasca com a investigador, ja que és d’una branca de la física molt complicada (teoria de cordes) i treballa al principal front per aconseguir la teoria del “tot” que requereix unir la quàntica amb la gravetat (realment integrar la relativitat general, no l’especial, aquesta ja està integrada, dins de la quàntica). Una explicació ràpida de la radiació hawking que us pot semblar divertida. La violació de la conservació de l’energia “Nobody understand quantum mechanics” és un axioma d’un altre mestre de la física del que un dia us parlaré, i per molts és molt semblant al que entenem com “màgia”. Aquesta màgia de la quàntica permet que un principi bàsic de la física sigui violat, el principi de conservació d’energia. Dues partícules Continua llegint

Lecciones mal aprendidas del 1 de octubre

Lo peor de una victoria es sacar malas conclusiones de ella que te haga sobrevalorar tus propias capacidades. Los alemanes sacaron muy malas conclusiones de sus primeras victorias en Europa occidental, creyeron que la Blitzkrieg les daría una victoria rápida, en pocos meses, frente a la URSS. No supieron leer los serios defectos operativos, logísticos, de calidad del material y especialmente de capacidad de sostener una guerra larga a nivel estratégico que tenían. Los resultados los conocemos, entraron en una guerra que no podían ganar, mal preparados, y no comenzaron a solucionar sus problemas hasta que fue demasiado tarde, para suerte del mundo. En política ocurre lo mismo. Lo que percibimos como una victoria nos puede hacer creer que podemos ganar una guerra política. Esto suele ocurrir con movimientos de ruptura democrática en sus primeros avances. Muchos de los movimientos de ruptura democrática del Magreb pudieron ganar la primera batalla en las calles Continua llegint

Los independentistas estamos ganando aunque nos cueste verlo

Ahora se han puesto de moda los hilos de twitter de determinados personajes que hacen análisis “curiosos” de la realidad, en los que intentan explicarnos que todos los movimientos alrededor del proceso responden a planes bien elaborados, estrategias planificadas, que detrás hay un apoyo de determinadas fuerzas (chinos, rusos, Alemania, los illuminati) y que las cosas aparentemente no son lo que parecen (un puto desastre) sino una harmoniosa estrategia hilvanada que nos llevará a la arcadia de la independencia. Todos estos análisis adolecen de altas dosis de pensamiento mágico, falsas informaciones, puras invenciones y otorgan a nuestros líderes una clarividencia y un sentido estratégico del que carecen. La realidad es más cruda, desde el 20 de septiembre cuando el estado había desmontado gran parte de la logística del referéndum (lo que no sabían ni propios ni extraños es que esta logística se iba a rescatar por una vía casi inesperada), Continua llegint