La hoja de ruta del PSC, atrapado en el tiempo

Ayer Miquel Iceta, primer secretario del PSC, presentó dos cosas, su hoja de ruta para resolver “el problema catalán” y su modelo “federal”. El segundo no deja de ser casi literalmente el Estatut de Catalunya del 2006, aprobado por el Congreso y votado por los catalanes y recortado por el Tribunal Constitucional. Como si no hubiera cambiado nada o los cambios de preferencias, destrucción de confianzas, deseos de un modelo de autogobierno que va, incluso en los federalistas más tíbios, mucho más allá de lo que se votó en el 2006. El PSC de Iceta tanto en su modelo federal como en su hoja de ruta pretende que todos seamos como Bill Murray en la gloriosa película “atrapado en el tiempo”, quiere devolvernos a todos a un 2006, como si aquí no hubiera pasado nada, como si la sociedad no hubiera cambiado, como si las preferencias sociales fueran las mismas, y Continua llegint

Adiós PSC

Dejo el PSC. El partido en el que llevo militando más de 15 años. Explico aquí los motivos, pero antes aclaro algunos. No es por estar en minoría respecto a la posición en el eje nacional. Tampoco es para participar en la estrategia de AVANCEM o Moviment Catalunya, o de cualquier gurú catalanista ex-PSC. Es mi propia hoja de ruta. Que no sé donde acabará. Sobretodo les deseo a los compañeros y amigos que dejo dentro lo mejor. No dejan de ser amigos, ni compañeros. Somos progresistas, queremos lo mejor para nuestros conciudadanos y trabajaremos desde las siglas que sean por objetivos muy compartidos. Lo mejor del PSC es su bagaje humano. Es un valor que no ha de perderse. El PSC es una gran escuela, es una gran cultura política, es una vocación de gobierno desde la izquierda, pero sobretodo es un equipo humano gigantesco. Posiblemente el mejor equipo Continua llegint

Iceta o como Maquiavelo gana la batalla pero pierde la guerra

Miquel Iceta quería ser Califa en el lugar del Califa cuando Montilla decidió dejar la dirección del partido en el período de vacío de poder político más largo que ha tenido el PSC. No pudo… las artes de guante de seda y conspiraciones florentinas no pudieron contra las más contundentes lógicas de los que al estilo matón imponen sus votos como un club cerrado, o los que con una “brillante” estrategia como Carles Martí creen que gobernar un partido era colocar gente en la ejecutiva. Iceta era menos controlable por parte de los sargentos (llamar a algunos capitanes es elevarles a un nivel que no han tenido en la vida), demasiado listo. Vieron como Iceta había decapitado a Maragall y como había conspirado para poner a Montilla y luego defenestrarlo. Si algo sabe un buen suboficial es que tal vez puede controlar a un oficial inepto, pero no a un Continua llegint