Puigdemont casus belli

El Gobierno de España ha decidido que, una vez descabezadas la ANC y Omnium, manteniendo en prisión a los Jordis, y quedando tranquilos que el otro granlíder independentista, Oriol Junqueras estará en prisión hasta que fiscalía quiera, el objetivo a derribar sea como sea es Puigdemont. Me sorprende esta estrategia del estado español en hacer un empeño de una victoria a toda costa pagando cualquier coste. La reacción al referéndum del 1 de octubre fue un ejemplo, una reacción racional sería no hacer demasiado caso de un referéndum que para el estado era ilegal, deslegitimar el resultado sabiendo que Europa no iba a hacer demasiado caso dejar que se hiciera y el mismo 2 de octubre desplegar toda la fuerza policial y judicial sancionando a los impulsores. No solo pagó la represión política post-2 de octubre sino pagó con anterioridad que no pudieran frenar la logística del referéndum, con escenas ridículas, y Continua llegint

Insensatos de la brigada Aranzadi

Se hacen llamadas al “seny” a los independentistas por parte de ciertos adalides del diálogo. Estas llamadas están llenas de un alto grado de hipocresía por un lado y un desconocimiento del verdadero significado de “seny” (que para nada es la racionalidad fría que impida actuar por unos principios). Pero quien tendrían que aplicarse las llamadas al “seny” debería ser los defensores de la unidad de España en este conflicto que se ha comportado como unos insensatos. A nivel humano, lo que representa el encarcelamiento de Jordi Cuixart y Jordi Sánchez es terrible. El auto se ha de agarrar con pinzas y alejarlo bastante, porqué atufa a facha. No es de extrañar, lo ha redactado la misma juez insensata que tiene encerrados desde hace un año a un puñados de jóvenes de Alsausa por una pelea de bar. El imputar un delito de sedición no tiene sentido alguno, ya intentaron imputar en Continua llegint

Un lugar incómodo llamado España

La identificación nacional es aquello que nos hace querer adscribirnos a una narrativa nacional y no a otra. Aquello que nos hace ser más solidario con un señor que vive a 1.000km de nosotros y no con el que vive a 200km por el mero hecho que forma parte de nuestro país. Define con quien queremos construir un proyecto colectivo, con que “demos” nos queremos identificar. En el fondo cual es el país mental en el que nos movemos. El problema de España es que se ha vuelto un lugar mental muy incómodo. Su narrativa nacional hace aguas. España como identidad nacional mantiene una tensión entre una forma de patriotismo anclada en el pasado franquismo y una negación de si misma. España debe ser uno de los países donde más personas con identidad nacional española de origen reniegan de esa misma identificación nacional. Y no es una cuestión de nacionalismos Continua llegint

Cuando la estelada se transformó en la bandera de los demócratas

El intento de prohibición de las esteladas en la final de la Copa del Rey en el Vicente Calderón ha sido uno de los mayores tiros en el pie que se haya podido pegar el aparato del estado español en su combate contra el movimiento independentista. Como mínimo ha conseguido tres efectos negativos para la causa anti-independentista. El primero ha sido galvanizar al independentismo durante una semana en algo que les une. Lo peor para el independentismo es pasar tiempo fuera del combate ideológico, entonces emergen las contradicciones internas y el aburrimiento. El independentismo está en una fase en la que ha combinar el trabajo tranquilo a través de las instituciones y la presencia en la calle (como la futura manifestación contra el Tribunal Constitucional del 29 de mayo). La prohibición de la estelada ha recordado al independentismo que tiene enfrente un estado que va a utilizar todas las vías Continua llegint